Francisco Luis Fernández Escalante

Francisco Luis Fernández Escalante

Presidente del Ateneo de Chiclana de la Frontera

Como Presidente del Ateneo de Chiclana mi más cordial bienvenida y mi agradecimiento a todos aquellos que se interesan y se han interesado en visitar nuestra página web. En primer lugar e históricamente, debo hacer referencia a la figura de D. Dionisio Montero Valenzuela, verdadero impulsor de esta institución junto a un grupo de personas y que, por imperativo de la vida y de la edad, ya no está entre nosotros. Fue nombrado presidente honorífico, un año después de su fallecimiento en el año 2005, y ocupa un lugar privilegiado en nuestra historia y nuestra memoria ya que nos dejó como legado su constancia en el trabajo y su vocación cultural y humanista. Es esa herencia, uno de los motivos, la que nos impulsa a afrontar con entusiasmo nuestra actividad al frente del Ateneo.

La vida del Ateneo de Chiclana ha sido hasta hoy intensa, y en su trayectoria, de trece años, hemos ido cimentando un objetivo para nosotros fundamental en nuestra ciudad, como ser referente cultural independiente y libre, para ello durante estos años hemos llevado a cabo una diversa y densa programación cargada de actividades, contemplando una variada temática y formato,  en la múltiples actividades organizadas (conferencias, tertulias, exposiciones, …..etc.), consiguiendo con ello una consolidación dentro del ámbito cultural y que nuestro Ateneo sea un lugar de encuentro, diálogo y convivencia. Nuestro empeño es que todo ello redunde en beneficio de todos aquellos que compartan con nosotros esas actividades y, entre otras vicisitudes, de conocer nuestra historia.

Como entidad privada tenemos muy presente que los socios ateneístas son protagonistas y objeto de prioridad en todo nuestro quehacer. La posibilidad de contribuir, modestamente, desde esta institución al fortalecimiento de la sociedad civil, al traslado a la opinión pública de ideas y tendencias, a la apuesta, en suma, por el pluralismo político, cultural y social, consustancial a los modernos Estados de derecho, es santo y seña de nuestro quehacer.

Nuestro compromiso es, también, desempeñar un papel relevante en la vida cultural de nuestra ciudad, contribuyendo al conocimiento de la historia local, así como otros aspectos a través de los diversos actos programados, procurando ser un eje referencial dentro de las asociaciones chiclaneras, lo que inexcusablemente nos obliga a tratar los temas sin partidismos ni ideas preconcebidas, es por ello una entidad abierta y plural que contribuye a la convivencia y, a ser posible, elevar el ambiente cultural en nuestra querida ciudad.

Nos motivan especialmente las muestras de aliento reflejadas en el libro de honor del Ateneo por quienes, a lo largo de nuestra andadura, han tenido a bien colaborar y participar con nosotros compartiendo  sus conocimientos e inquietudes a través de sus conferencias, exposiciones, coloquios, etc …. La calidad personal, las cualidades profesionales y la variedad de adscripción de todos ellos son un reflejo significativo de las distintas facetas a las que hemos dedicado nuestra atención. Y siempre le estamos y estaremos agradecidos por la dedicación de su tiempo, predisposición y amabilidad.